Juicios y prejuicios

Recuperat del 8/5/2006, després de la manifestació del 25 d’abril a València.

____________________________________________________________

Este sábado fui a una manifestación en Valencia: a favor de la lengua, de la cultura y de la unidad de las fuerzas políticas contra la política que se está llevando actualmente en la Comunidad Valenciana (o País Valencià).

El mismo movimiento que, en general, fomenta todos estos aspectos suele tenir un punto en común que es la reivindicación de los derechos como pueblo, unos derechos que se perdieron a partir del 25 de abril de 1707 cuando Felipe V ganó la batalla de Almansa y la posterior derogación de nuestros derechos como pueblo.

A pesar del tiempo que ha pasado, todavía hay quien recuerda aquello y los cambios que para la sociedad valenciana supuso. El 25 de abril es actualmente para muchos una fecha para no olvidar y para reclamar lo que se quitó, una fiesta para recuperar nuestra cultura y nuestra lengua y como ya he dicho, también para protestar por la forma en que se desarrolla nuestra tierra.

Personalmente fui a la manifestación motivado por la reivindicación de la recuperación de nuestra lengua y cultura y también para protestar contra quienes nos gobiernan por su forma de “desarrollar” nuestra tierra.

La manifestación estaba llena de banderas catalanas (en referencia als Països Catalans), también había banderas independentistas (hay que tener en cuenta que formalmente lo uno y lo otro no es lo mismo). Ciertamente es normal que lo uno y lo otro estén relacionados, todo tiene sus razones y sus causas que ahora procuraré comentar.

Me lo pasé bien, hablé con todo el mundo en valenciano (cosa que actualmente es imposible en la zona donde vivo y casi imposible en la gran parte del territorio del País Valencià), me puse malo -qué raro- y pude reivindicar algo que últimamente sólo hacía por foros en internet… jeje

La experiencia fue buena, cosa que no pasó al día siguiente. La manifestación salió por la televisión y mucha gente no entendía -ni entiende- cuáles son las reivindicaciones, los principios y las razones de dicha manifestación. En general, como hacemos casi todos casi siempre, nos montamos una idea con lo poco que dice la televisión y ahí se queda la cosa. Cabe decir que ante estas manifestaciones mucha gente del resto de la comunidad y del resto de España se monta unas ideas que además de alejarse de la realidad, están llenas de juicios y prejuicios.

Al día siguiente vi a mi hermano por la mañana, él vive en Madrid y allí (y en gran parte de España) tienen una visión muy distinta de la que se pudiera tener en Cataluña, Galicia, País Vasco o la propia Comunidad Valenciana. La cuestión es que su primera pregunta en un tono de “juicio” fue:

“¿Para qué has ido a esa manifestación?”

Le expliqué las razones de la manifestación y le expliqué con cuáles estaba deacuerdo. A lo que él tenía miedo era que yo fuese de los que reivindican aquello dels “Països Catalans”. Le expliqué que yo con eso no estaba deacuerdo y él comentó:

“Desde que en el campo del Barça se puso la bandera aquella dels Països Catalans ha surgido un movimiento muy fuerte a favor de ello. Son los catalanes los causantes de estos movimientos.”

El tono seguía siendo prejuicioso. A pesar de ello le pude responder que el movimiento a favor dels Països Catalans ni se ha iniciado en Cataluña ni en Valencia, sino en los dos sitios a la vez y cobró sentido y directrices a raíz del libro escrito por el valenciano Joan Fuster: “Nosaltres els valencians”, en el que se dejaban claras cuáles eran las raíces de los valencianos.

Aún así, mi hermano insistió en que el movimiento se había avivado a partir de ese partido, habló de lo pasado de moda que está el nacionalismo, que ahora que el mundo se globaliza no tiene sentido… etc etc etc

El tono era el de alguien poco dispuesto a escuchar un argumento en contra de lo que él planteaba y yo no soy una persona que se explique bien ni deje las cosas claras a la primera, así que no discutí más. Tampoco tiene mucho sentido discutir sobre esto con familiares, sobre todo cuando se tienen opiniones contrarias. No digo que tenga o deje de tener razón, pero creo que su visión tan negativa está basada en demasiados prejuicios y no se ha molestado -ni se molesta- en ponerla en cuestión.

Más tarde vi a mi mejor amigo. Él también tiene una idea sobre el tema, más fundamentada, pero sólo en parte. Desde mis ojos lo veía un poco con “desconfianza” respecto a mi “presencia” en la manifestación. Supongo que en un principio él se pensaba que yo iba más por razones independentistas que por cualquier otra razón -no lo sé-. Le expliqué lo mismo que a mi hermano: las razones de la manifestación y mis razones. Mi amigo estaba “preocupado” por si yo iba con las mismas razones que van los Maulets, a él le expliqué que los independentistas no son sólo maulets, que hay gente que tiene una visión más “razonada” y “clara” (y madura) de cómo se debe conseguir un proceso de independencia o de modelo de Estado (un estado confederal al estilo Gran Bretaña). Es decir, para esta gente la independencia o no independencia se trata más bien de un fin que es de alguna forma poder decidir sobre el País Valencià (y demás) sin que el resto del Estado se ponga en contra (al estilo de lo que ha pasado con el Estatut en Cataluña).

Esta última idea es la que más entiendo y que comparto. Sólo que yo creo que la defensa de la cultura, la lengua y el territorio puede hacerse desde un estado federal que ya expliqué en varios sitios. Esta es mi idea de cómo debe ser el país.

Hay una cosa que es la lucha política, y eso debe suponer respetar todas las posiciones. Pueden haber más razones o menos, pero todo el mundo tiene derecho a pensar lo que quiera. No debemos crear juicios y prejuicios con respecto a su forma de pensar, sino en argumentar por qués, pros y contras de su posición.

Aunque yo no esté deacuerdo con el independentismo, no considero que sea algo “atrasado”, “pasado de moda”, “incoherente porque en un mundo globalizado no tienen sentido nuevas barreras”… no, no considero que esos argumentos fáciles (fáciles porque son los que siempre se dicen) sean válidos, sobre todo porque si se piensan un poco, pierden sentido:

– Atrasado y pasado de moda suele referirse a que los principios del nacionalismo están basados en el pasado. Sí, eso es cierto, pero están basados en el pasado mirando hacia el futuro, no tienen una “visión antigua” del estado, simplemente tienen un proyecto que difiere al actual modelo de estado. Y para llevarlo a cabo utilizan medios democráticos.

– Incoherente porque en un mundo globalizado no tienen sentido nuevas barreras. ¿Se levantan barreras? ¿dónde?. Lo que se hace es querer administrar uno mismo su propio estado. Y además, ¿qué más dá si en el fondo se depende de Bruselas? ¿qué sentido tiene que desde Bruselas se pase por Madrid y luego al resto?. ¿Qué más da que se dé más vueltas o menos?. No se levantan barreras, es un nuevo sistema de administrar una zona que, finalmente, dependerá igualmente de Bruselas.

Para mí estas razones me llevan al federalismo, para otros va hacia el independentismo. Son ideas, y el mundo no cambiará tanto. Para mí lo importante es mantener lengua y cultura. Yo tengo una idea de cómo conseguirlo, otros tienen otra idea de cómo hacerlo. La situación actual no es idónea, el pensamiento homogéneo se extiende sin que nos demos cuenta y todo aquél que se oponga puede sufrir la embestida del pensamiento único.

La globalización actual no es homogeneización de culturas, es la invasión de una cultura sobre las demás. Por ello, yo creo que contra esta globalización se lucha defendiendo las lenguas. Porque las lenguas son cultura.

Juicios y prejuicios

Hem d’anar pensant a qui votarem

Pense que les properes eleccions de Maig de 2007 són molt importants per al País Valencià. Portarem 12 anys de govern del PP amb majoria absoluta després d’haver passat per majories absolutes del PsoE.

A qui votarem és important. I hi ha una qüestió que normalment no m’agrada però que potser ara serà necessària: el “vot útil”. I no, no parle de votar al PSOE en lloc de a un altre: parle de votar a Esquerra Unida o al Bloc Nacionalista (si hi fan coalició, millor).

Actualment està en plena discussió la reducció del límit electoral al 3%. Hi ha qui es pensa que si es fa eixa reducció, partits como ERPV entrarien a les Corts, i això no és cert. Fixem-nos en els resultats de 2003:

PARTIT ESCONS Vots
PP 48 1144110 46.92 %
PSPV-PSOE 36 870589 35.70 %
L’ENTESA 5 153496 6.30 %
BLOC-EV 0 113792 4.67 %
UNIO-UNION 0 72438 2.97 %
ERPV 0 7553 0.31 %
PCPE 0 3796 0.16 %
CDS 0 3102 0.13 %
PRCV 0 2730 0.11 %
PH 0 2689 0.11 %
E-2000 0 2620 0.11 %
PRF 0 2467 0.10 %
FA 0 2299 0.09 %
PFyV 0 1711 0.07 %
ODEP 0 1131 0.05 %
DN 0 784 0.03 %
Escrutat: 100 %
Vots contabilitzats: 2438368 72.34 %
Abstencions: 932473 27.66 %
Vots en blanc: 37839 1.55 %
Vots nuls: 15222 0.62 %

Si us fixeu, ERPV va aconseguir 7553 vots, cosa que representa un 0.31%. És clar que Esquerra Republicana ara en tindria molts més vots però…. arribaria al 3%?. Per a aconseguir-ho hauria de llevar-li molts vots al Bloc i a EU i així només aconseguiríem que un d’ells dos no aconseguiren representació. És a dir, el vot nacionalista i d’esquerres al País Valencià no pot estar -per ara- separat perquè això pot suposar que ningú tinga representació.

Què estic dient? Doncs que per ara és necessària una coalició d’esquerres i “valencianista” i “pro-catalanista” (quines paraulotes que dic) que faça fora el PP. I si no es fa, hauríem de centrar els nostres vots en Esquerra Unida i el Bloc, perquè votar altres alternatives, per ara, poden ser vots que no faran que partits com ERPV acaben tenint representació.

Per això és important el pacte: per tal de que ningú no tinga que votar a un que no vol per aconseguir fer fora el PP. Si fan el pacte, ara mateix, eixiríem tots guanyant. Esquerra Unida, el Bloc i ERPV han de pactar. I en cas de que no ho facen, potser l’única forma de fer fora al PP serà votar al Bloc o EU.

També cal nomenar la necessitat d’una dreta valenciana que fracture el monopoli del PP. Una dreta a l’estil de CiU. Per què els sectors d’esquerra no creen un partit de dretes al igual que han fet el “Ciutadans” a Catalunya?.

En fi, hem d’estar ben atents als pactes. I si al final no hi ha, potser ara hem de pensar en com fer fora el PP.

Hem d’anar pensant a qui votarem

Viquipèdia

De quan en quan m’agrada fer un toc a la gent per a que participe a la Viquipèdia. Per a aquells que no ho sabeu, la Viquipèdia és una enciclopèdia totalment lliure feta per tothom. Qualsevol pot crear nous articles, modificar o ampliar els que ja n’hi ha.

Actualment la Viquipèdia conta amb 45000 articles sobre diversos camps ja siguen científics, literaris, històrics, etc. Per escriure un nou article no cal ni tan sols registrar-se. Per exemple, la pàgina principal és:

http://ca.wikipedia.org

Des de la pàgina principal podem trobar un cercador, si la cerca que fem no hi és a la Viquipèdia ens ofereixen crear la nova entrada i l’ajuda per tal de fer-ho. No cal saber-ne del tema, també podem traduir des de l’anglès o del castellà (copiant i traduint els articles de la versió en anglès (http://en.wikipedia.org) o en castellà (http://es.wikipedia.org)).

Normalment trobem molts articles en castellà. Ja sé que podem llegir-los sense cap problema, però si hi són en català, doncs millor. Només hem de traduir i de fer alguna cosa útil per a tots. Realment això és un acte en favor de tots i en favor del coneixement realment lliure perquè qualsevol pot utilitzar els articles i imatges de la Viquipèdia sense que ningú altre l’acuse d’haver infringit els drets d’autor.

Allò que es fa a la Viquipèdia, és de tots. Participem-hi!

Viquipèdia 

Viquipèdia

Raons per les quals pensar-se això de l’energia termosolar a casa

L’any passat a Barcelona vaig anar a un curs molt interessant sobre energia solar -era part de la carrera-. He d’admetre que en un principi em vaig sentir decebut perquè ens van mostrar els desavantatges d’aquest tipus d’energia tant a nivell d’escalfar aigua com a nivell d’obtindre energia.

És clar que també ens van mostrar els avantatges, però és que això és molt probable que ho coneguem tots. Utilitzar aquest tipus d’energia suposa una inversió inicial important que després, una vegada instal·lat el sistema suposarà un cost molt baix de manteniment i un consum elèctric que dependrà de molts factors segons el tipus d’instal·lació, la zona del planeta, etc.

La tecnologia de les plaques solars amb el fi d’escalfar aigua no és realment complicada. És més una evolució d’uns coneixements que ja se’n tenien que una novetat. Simplement es tracta de concentrar una gran part de calor en la superfície de la placa (per exemple, amb efecte hivernacle utilitzant doble vidre) i després transmetre aquest calor a l’aigua. Per tal de que aquesta transmesa siga eficient s’utilitzen materials que siguen bons transmissors de calor i que aïllen bé el conjunt per tal d’evitar pèrdues. Considere que no és un sistema realment complicat. La part complicada és fer el sistema més eficient. Ara fa un temps vaig escriure a la wikipedia un article sobre el funcionament i l’estructura d’aquests tipus de sistemes. Podeu pegar-li un ull (encara hauré d’ampliar-lo):

Energia Termosolar

Feta la introducció, vull anar a la raó per la qual he escrit aquest article. Hi ha un avantatge important amb l’energia termosolar: l’estalvi d’aigua.

Cada vegada que obrim l’aixeta per tal d’obtindre aigua calenta, sempre es perd una quantitat en major o menor mesura d’aigua que està freda i que no volem -sobretot a l’hivern-. Doncs si en tinguérem una instal·lació termosolar a casa això no passaria. La instal·lació i el sistema permet que l’aigua calenta estiga contínuament circulant per les tuberies i, per tant, només obrir l’aixeta d’aigua calenta, obtenim aigua calenta. No perdrem ni un litre d’aigua.

I això és una qüestió que no hem de menysprear. Però, alerta, la instal·lació cal que estiga correctament configurada per tal d’ésser totalment eficient. Avui en dia per llei és obligatori instal·lar els sistemes termosolars a les noves contruccions però en molts casos les instal·lacions no estan fetes correctament (la inclinació de les plaques, materials que són dolents, etc.). M’he trobat a molta gent que m’ha expressat dues opinions: o que està molt bé i funciona perfectament o que això no funciona. La qüestió és clara, si no funciona és que la instal·lació no ha sigut correcta. Si decidim instal·lar-ne plaques solars hem d’informar-nos bé.

Cal dir que aquesta energia està subvencionada i que el preu de la instal·lació pot ésser de uns 15000€ (varia molt, això és una xifra orientativa), hi ha préstecs amb interessos especials en aquests casos, és com si compràrem un cotxe, però sense comprar-lo :P.

Raons per les quals pensar-se això de l’energia termosolar a casa

Rellotge

Rellotge de paret a sa cuina,
Rellotge despertador de quarts,
Rellotge calculadora ja suma es trenta anys,
Rellorge de sa tele de s’hotel,
Rellotge tens sa vida per davant,
Rellotge no te pots aturar,
Rellotge fill de puta, és temps que t’has menjat…
I el món… seguirà endavant…

Joan Miquel Oliver

Rellotge

La lucha política

Recuperat del 3/9/2005. Essencial quant al respecte necessari de tots aquells qui lluiten amb les paraules.

___________________________________________________

Quisiera centrarme en cuatro lugares del mundo: Quebec, Irlanda del Norte, el País Vasco y Cataluña.

En los cuatro lugares existe una lucha política que busca un cambio en el Estado al que pertenecen, en dos de esos lugares existe una lucha armada.

Ahora fijémonos en los cambios históricos que se han ido produciendo en los territorios, regiones y fronteras del mundo. Las personas no han tenido más remedio que ir amoldándose a los conquistadores, a aprender nuevas lenguas, a tener que aceptar nuevas culturas… todos estos cambios, aunque las conquistas eran “rápidas”, eran lentos. Como mínimo se necesitaba una generación para que se “asimilase” la nueva cultura, la nueva lengua y la nueva forma de vida que traían los nuevos “dueños” de los imperios, reinos o estados. En general esos cambios se producían siempre debidos a una lucha armada.

Y se luchó para que esa lucha armada acabase. Se luchó para que llegase un punto en que fuesen las personas quienes decidiesen qué futuro querían, qué cultura querían, que lengua querían, qué forma de vida querían.

Y por eso se lucha hoy día: hay una lucha política desde muchísimos puntos del mundo que pide cambios, una lucha por ideales, principios y fines que se desean conseguir mediante la palabra, mediante la lucha política.

Como los casos catalán y vasco me pillan cerca, sobre ellos me gusta hablar.

Existe en ambas regiones un sentimiento nacionalista que tiene el fin de “separarse” del Estado al que actualmente pertenecen: España. A lo largo y ancho de España existe una incompresión y crítica contínua a dicho sentimiento: gente que defiende una idea de España que se considera única y ¿la mejor?. Digo la mejor porque cualquier otra concepción de España es automáticamente criticada y repudiada.

No defiendo el nacionalismo, ni el independentismo. Ni estoy deacuerdo con ellos. Pero lo considero legítimo.

Considero totalmente legítima la lucha política para conseguir un fin. El resto de España se queja de que tanto en el País Vasco como en Cataluña se fomenta el sentiemiento separatista y el odio a España. Lo primero, quizás. Lo segundo, seguro que no (al menos desde las clases políticas). Se critica desde fuera el fomento de las lenguas, el fomento del autogobierno, la idea de separación, la defensa de una cultura propia (esto último en menor medida)… porque no es “natural”, porque va “en contra” de adonde va el mundo, porque ¿cómo puede uno pensar en separarse cuando el mundo “se está uniendo”?.

Sin embargo la gente se olvida que a lo largo de la historia siempre ha pasado lo mismo, y además siempre ha pasado por la fuerza. Se ha forzado a países enteros a asimilar costumbres, culturas, ideologías por la fuerza. ¡¡Ahora no se hace por la fuerza!! Ahora los cambios se hacen poco a poco, el sentimiento se crea poco a poco y son siempre los ciudadanos quienes deciden su fin y qué es lo que quieren. Ese es el juego democrático, el mejor ejemplo: Quebec.

En Quebec existe un sector nacionalista muy grande que tiene un fin bastante claro: independizar Quebec de Canadá. Y lleva luchando por ello muchísimos años. Y se ha luchado de muchas formas, pero nunca con las armas. Se han ido haciendo cambios en Quebec: en la educación, en la televisión, con medidas políticas de fomento de uso del francés… y con ello (con ello, sin ello, con más cosas… uno nunca está seguro) se está consiguiendo que conforme pasa el tiempo, los referéndums a favor de la independencia de Quebec muestren un alza hacia el sí… ¡¡la gente se “nacionaliza”!!. Pero siempre con lucha política. Si los independentistas convencen y los ¿unionistas? no convencen…. ¿qué le vamos a hacer? ¿montamos una guerra para evitar la separación de Quebec del Canadá?…

¡¡¡¡Pues lo mismo pasa en España!!!!!

ETA pretende separar el País Vasco de España por la fuerza. Y eso no debe ser así.

Sin embargo, existe una lucha política en el País Vasco que busca mediante medios democráticos y formas de gobernación, convencer a la gente de que la independencia no es una idea tan mala. Es una lucha con las palabras: los nacionalistas ganan en votos a los no nacionalistas, por lo tanto, convencen más y eso les da todo el derecho del mundo a actuar como crean conveniente (evidentemente siempre dentro de unos principios). Los nacionalistas no va a conseguir la independencia ahora, pero quizás sí dentro de 70 años… quién sabe. Se trata de un proceso lento, pero es el único proceso posible: porque TODOS rechazamos cualquier tipo de lucha armada para conseguir fines de ese tipo.

Yo no entiendo el sentimiento nacionalista, pero cada uno está en su derecho de pensar lo que quiera.

En Cataluña, el panorama es algo más “rico”: existen nacionalistas, “catalanistas” y “españolistas”, todos sabemos a quién corresponde cada papel. Los últimos tienen bastante poco éxito, qué remedio. Sin embargo, existen dos grupos que podrían parecer lo mismo y sin embargo son muy distintos. Catalanistas y nacionalistas tienen mucho en común, pero los independentistas piden algo más… la independencia.

Siempre que sea con la palabra, toda lucha es buena. Y en el fondo somos los propios ciudadanos quienes decidimos. Podemos estar más o menos “manejados”, pero eso es prácticamente inevitable, escuchamos a unos y a otros, desde unos u otros puntos de vista y nos hacemos nuestras ideas y acabamos apoyando a unos o a otros.

Yo no quiero Cataluña independiente de España, pero si un día así lo deciden quienes allí viven ¿he de negarme?. NO. Habré perdido mi lucha política, y quizás deba plantearme un cambio en mis principios, o simplemente dejarlo. Pero el juego ha sido lo más limpio posible y no hay más remedio. Y lo bonito es que no habrá tenido que morir nadie para llegar a dicho fin.

Lo fuerte es que tanto algunos catalanes, vascos y “españoles” consideren “al otro” totalmente carente de razón y se le critique y repudie. El problema es de cerrazón, la gente se niega a ponerse en el lugar de los demás. Los “españoles” no entienden que existe gente que lleva toda la vida luchando con la palabra por unos fines para Cataluña y que no van a dejar de luchar porque “va en contra del mundo” (igualmente con los vascos). Y muchos catalanes y vascos se cierran en la posición de “España nos ha jodido siempre y sólo quiere chupar de nosotros y eliminar nuestra cultura”.

Tengo que decirlo: esa gente está totalmente equivocada.

Los argumentos tenemos que “formarlos” después de analizar los argumentos de los otros y tratar de entenderlos. Nuestras argumentaciones son más ricas cuantas más cosas somos capaces de comprender.

A mí, personalmente, me gusta lo que dice Maragall: “Catalunya és una nació dins de l’Estat Espanyol”. Maragall defiende la cultura catalana, la fomenta, pero no en detrimento de “lo español” ni pretendiendo fomentar su odio. Maragall tiene una idea de Cataluña dentro de España, de una España federal. Y la idea federal puede ser amplia, y se puede compartir o no.

Pero ese es el juego político, y gana quien convence.

Mientras que no sea con el uso de las armas, no tenemos más remedio que aceptar lo que pase. Debemos defender aquello en lo que pensamos, ese es el fin: luchar con palabras por nuestras ideas de cómo debe ser el mundo. Ahí radica la belleza de la democracia.

Irlanda del Norte no la he nombrado… pero supongo que todos podemos sacar algunas similitudes.

Estas cosas deberían decirlas los poetas…

La lucha política

Pactes i conseqüències

Passades les eleccions a Catalunya i els possibles pactes que es produiran, he d’admetre que estic sorprès.

A nivell nacional i supose que el pacte desitjable per part de Zapatero i molts “espanyols” és que hi haguera un pacte PSC-CiU a Catalunya que s’estenguera al Congrés dels diputats fins i tot ficant a CiU al Govern Estatal. Tant el PSOE com CiU eixirien victoriosos i amb imatge de serietat i estabilitat (he dit “imatge”, no “realitat”). A la Generalitat de Catalunya presidiria l’Artur Mas i supose que hi hauria un repartiment equitatiu de les diferents conselleries.

Pactar amb ERC i iCV ja sabem què suposa: que la resta d’Espanya mire malament el pacte i consideren que el PSOE s’està radicalitzant cap a l’esquerra.  Aquest pacte suposaria un empitjorament d’imatge per al PSOE, sens dubte. També és cert, però, que si no es forma una altra vegada el tripartit, s’entendria com que l’anterior tripartit va ser un error i que totes les “esperances” que hi “vam” posar han quedat en res.

Em sorprèn que una persona com Montilla, que no sembla gens “catalanista”, arribe a pactar amb ERC i iCV com sembla que passarà finalment. Tot i que Maragall no era sant de la meua devoció, em semblava que els seus propòsits vers Catalunya eren sincers -quant a la defensa del Catalanisme (que no és el mateix que independentisme)-. I també m’agradava veure que era uns dels pocs polítics pertanyents a un partit estatal que defensaren un Estat Federal.

Montilla no sé quins propòsits té. Però per pactar amb ERC i iCV suposarà que haurà de continuar la línia catalanista de Maragall. Diuen -diuen- que tot i que com a “personatge polític” no és bo -el Montilla-, diuen -diuen- que sí que és bon gestor.

Pense que el tripartit és necessari i que ara, passat el tràmit de l’Estatut que tant ens ha acabat de fotre a tots, és el moment d’agafar les coses amb seriositat i portar endavant Catalunya, reprendre els projectes i millorar la seua imatge a la resta de l’Estat. Dic millorar la seua imatge perquè és necessari. Perquè Zapatero necessita que el Govern Català funcione bé per tal de que a les eleccions del 2008 obtinga un bon resultat i li faça empassar-se les seues paraules al PP. I, si és possible, reeditar el tripartit català al Govern d’Espanya. I que la gent s’adone de que les coses poden funcionar bé amb ERC i iCV-EU.

I ja que estem, també és necessària una bona imatge per tal d’aconseguir que tant al País Valencià com a Ses Illes guanye el PSOE i tinga que pactar amb els partits que defensen com a mínim la nostra cultura. I així poder crear un front comú entre totes tres comunitats.

Pactes i conseqüències